VALS DE BODA PARA ROSA




Dedicada a mi padre, Arturo Álvarez (1951-2008), en recuerdo de todo lo vivido y aprendido juntos por Galicia.

Realmente esta obra está dentro de un marco, de una historia, concretamente la de Los Sombrereros de San Vicente. (Pincha aquí si quieres saber más sobre este proyecto con AliaMundi) Pero el imaginario de un compositor está construido con un sinfin de sensaciones coloreadas de mil matices y muy personales (aunque a veces no tanto ya que tratamos de beber de los maestros de la música tratando de imitarlos).

A mis padres les debo el amor a la música, pero cada uno de una forma muy distinta. Mi padre le encantaba la música bien sencilla…nada de complicación jjj…mientras estaba en mis estudios del Conservatorio tratando de tocar el repertorio mi padre no conseguía mantener la atención escuchándome. Me decía: “toca una rancherita hombre, o el Cielito Lindo o La Paloma…o algo de Fito!!” y yo medio me ofendía por decirme esas cosas! a mi! con la cantidad de música que hay realmente buena! jajaja…en fin, cosas del orgullo que no favorecen ni a medio ni largo plazo…

Así que si quería tener a mi padre atento a mis “quehaceres” musicales tocaba un par de acordes con un rítmito medio de “rancherita” y cosas así y ya me decía: “Campeón! qué bien va sonando esa guitarra! dale ahí campeón!!!”…aunque un rato antes estaba con un preludio para Laúd de Bach o con alguna pieza de Duarte.

Ahora con el tiempo, tratando de aprender a componer, descubro que todo tiene sentido. Lo complejo y lo sencillo…todo depende del objetivo, el marco sobre el que quieres crear…tan importante es atender a lo sencillo como a lo complejo.

Así que, padre aquí tienes tu canción con tres acordes, sencilla para que la pudieras bailar..tal vez enamorar a una moza con esa sonrisa pícara y cambiar de rumbo si el amor sopla por dirección contraria. Te imagino bailando..o por algo parecido…en uno de esos prados de Galicia..entretenido con algo…yo solo te observo con cierta distancia tarareando esta melodía con mi guitarra.


1 vista