MI DESEO DE NAVIDAD

Música para cortometraje.

Tengo un pacto desde hace unos años de darle prioridad a personas que, como Ismael Chaka (director), se atreven y se desafían y tratan por todos los medios de hacer aportaciones dentro del arte, solventando dificultades, aprendiendo de los errores, tratando de crecer aunque a veces se torne difícil.

Por ello siempre recojo el guante cada vez que Ismael me propone un trabajo, pues aprendo en tiempo exprés a plasmar ideas y tratar de entenderme con él...aunque eso es realmente sencillo pues tiene madera de director y, aunque joven, sabe siempre qué es lo que quiere conseguir.

Reconozco que en esta ocasión su propuesta de trabajo me encontró en una situación complicada familiar y también con mucho trabajo, prácticamente tuve que montar todo en menos de una semana. 

Me costaba encontrar motivos que tuvieran algún tipo de peso emocional. Pero viendo las primeras imágenes del corto pude observar que la niña me recordaba a alguien. No por la historia, sino, como aire a alguien...y la encontré! me recordaba a mi compañera Clara López Pereira, principal violista que me acompaña desde 2014 en casi todos los proyectos que realizo.

Debido a los proyectos habíamos tenido en los meses anteriores muchas conversaciones personales provocando acercamiento de amistad más allá de nuestra profesión. Y de estas conversaciones y la parte emocional de lo que íbamos compartiendo me sirvió para crear los motivos principales y la textura emocional adecuada.

Clara es una músico a quien admiro sinceramente. Ahora terminamos una etapa que ha comprendido desde  2014 hasta el 2019 (año en el que termina la carrera de superior de viola). Y aunque tenemos varios proyectos por delante y un montón de propuestas, cerramos una etapa de curtirnos juntos, aprender y descubrir.

David Álvarez.

Alburquerque, 19 de mayo 2019