Hay que tener agallas para permanecer en la luz hasta el final. 
Canteros - David Álvarez Compositor Artesano
00:00 / 00:00

Dios santo...me parece increible todo lo que ha sucedido. 

José Tortajada nos dejó hace poco. Me atrevo a decir que nos dejó físicamente con un cuerpo deteriorado por el cáncer. Pero eso significó tan poco para la enorme luz que dejó en todos nosotros. Y digo luz bien conciente de lo que significa. 

Fue amigo, hermano, maestro y compañero. Tengo tantas vivencias con él y tanto que he aprendido que no podría escribirlo en tan sólo un párrafo. Por eso he creado esta pieza. Y sólo se aproxima un poco. 

Con esta obra dejo guardadas muchas sensaciones y emociones...muchas son muy humanas y otras son más elevadas...como esos pajarillos que tanto le gustaba. 

Gracias José por tu vida. Sigue ilumunando sea como seas ahora.

David. 

Carta de despedida. 

Queridos amigos y amigas, 

Con esta carta intento despedirme de todas aquellas personas que no me dio tiempo a despedirme en vida. Estoy bien, he llegado a mi sitio. Es un mundo precioso lleno de armonía y paz. Me fui a casa, no más hospitales, no más dolor. He cumplido mi misión aquí en la tierra, me siento satisfecho con todos los logros que he conseguido. He dado amor y he recibido amor, ha sido una vida feliz. No tengo ninguna queja. Quiero que seáis felices, yo desde aquí arriba estaré orando por todos vosotros, por todas aquellas personas (más cercanas y menos cercanas) que la vida me dio la oportunidad de conocer. Ha sido un regalo. He luchado 13 años, han sido duros. He mejorado y he vuelto a recaer. Pero siempre me he levantado. El cáncer se me queda por debajo de la suela de los zapatos. Ha sido una carrera de fondo. Y no es una batalla derrotada, he ganado, he ganado mucho en estos años... He ganado vida. Estuvisteis ahí hasta el final. Gracias, gracias por todo el apoyo. Con este mensaje también quiero hacer un llamamiento a todas las personas que luchan contra el cáncer o alguna enfermedad similar. Podéis. Sois unos guerreros y nunca os rindáis. La vida tiene mucho que dar. 

Gracias a todos, de corazón.

"No somos cuerpos, somos almas. Y yo siempre estaré en tu corazón