Huellas de Ida y Vuelta

programa Ilusion-arte

Huellas de Ida y Vuelta es un proyecto educativo que mi amigo Fran Gemio me propuso realizar hace unos meses. La idea me pareció muy interesante ya que hacía un viaje desde lo más ancestral pasando por diferentes fases de la historia hasta llegar a una identidad concreta relacionada con el pueblo del norte de Extremadura, Vegaviana y principalmente con la etnia gitana. Muy importante también resaltar el marco de los pueblos colonos de España y cómo todas las personas que han ido a parar a estas poblaciones traían su propia historia, peculiaridades, constumbres, ideas, religión, supersticiones, etc y también a sus ancestros, sus orígenes…en fin, toda esto hacía una ecuación interesantísima para un compositor como yo.

En 12 minutos tenía que tener representada musicalmente hablando desde la prehistoria, pasando por los iberos, la civilización romana, edad media, tres culturas, folk y llegar a una identidad forjada con los movimientos que dieron lugar a los pueblos colonos. 

Después de intercambiar impresiones y conociéndome él como me conoce me dio la palanca perfecta sobre el que perfilar el motivo principal y la dimensión emocional tan importante para este proyecto: la historia real de una niña  gitana y de cómo era su vida y lo que él veía como profesor y emprendedor de este proyecto.

Esta niña, su historia, la parte humana que había detrás del proyecto fue el impulso necesario para capturar un par de leitmotivs principales que me sirvieron para provocar una cohesión genérica aunque tuviera que pasar desde la prehistoria hasta el folk del norte de Extremadura. 


Mi gratitud sincera a mi amigo Fran Gemio y desearle que siga emprendiendo este tipo de proyectos que acercan la cultura, la historia, los valores, la creatividad en todo y en todos…sencillamente en todos los entornos donde se siente feliz. Sí, eso es lo que le deseo. 

 

David Álvarez.
 

Alburquerque, junio 2018