Trabajando la dimensión emocional de las técnicas de composición



La conciencia será tu principal objetivo Las herramientas que tiene un compositor, sus posibilidades, estilos, planteamientos, capacidades, recursos y un largo etc son tantísimas que a la hora de abordarlas uno puede sentir un vértigo tremendo a la hora de ponerse a crear. Soy consciente que eso pasa en cualquier otra materia, pero en este caso me gustaría abordar el plano creativo.

Te hago este planteamiento con dos campos principales: el campo de atender en cuenta, y 10 pasos para organizar tu taller herramientas y recursos compositivos y creativos.

A tener en cuenta Son dos aspectos muy sencillos entender y aplicar. 


Uno: tienes que abordar el conocimiento desde la conciencia y no tan solo desde el intelecto. Como seres humanos tenemos no sólo intelecto y pensamiento, si no también emociones, sentimientos, formas diferentes de ver las cosas, espíritu, patrones, condicionamientos y paradigmas. Tenemos partes muy luminosas y también partes oscuras...también creencias, ideologías, etc...y todo esto va cambiando según va pasando nuestra vida. Todo eso suma lo que eres y siempre está creciendo de forma natural

Dos: tener una actitud constante de escucha, observación no sólo de música de todos los estilos y épocas, sino de todas las demás artes, otras disciplinas, la naturaleza, las personas, y dedicar mucho más tiempo a la compasión que al Ego. El artista que dedica demasiado tiempo a uno mismo y no guardo un equilibrio, termina estar seco de ideas. El universo que te rodea es tan inmenso y grande, que al estar constantemente mirándote a ti mismo, se te puedo olvidar que formas parte íntegramente de todo lo que te rodea y de todo lo que te acompañan.

10 pasos para organizar tu taller


No se trata de cuánto sabes, se trata si sabes cómo y cuándo usarlo.

Aprende a estar en soledad tratando de dar forma a la idea antes de ponerte a trabajar. 

Pasa rápidamente de una comprensión intelectual a tratar de ponerlo en práctica bajo una idea. 

Hazte consciente de lo que sientes en el estudio de la armonía. Entiende sus leyes al mismo tiempo que entiendes las emociones y sensaciones que te provoca en acorde, sus inversiones, bajos diversos, posición según el grado... Y poco a poco vete alejando de la tónica y la dominante. 

Disfruta de estar cerca o lejos de un acorde tonal según tu perspectiva y de lo que quieras conseguir 

Escucha a los grandes maestros de la música y mientras la escuchas bocetea garabatos de lo que te llama la atención. 

Antes de tararear o bocetear un motivo (rítmico, melódico, armónico, o cualquier idea por muy abstracta que sea) pasa largos ratos leyendo, paseando, meditando, escuchando, sobre la idea, emoción, marco histórico, y cualquier otro material que encuentres para realizar tu composición. La naturaleza es mi lugar favorito. 

No dejes qué ningún pensamiento sobre qué dirán, si será bueno, será malo, si he de parecerme a fulanito o menganita... sé fiel y cariñoso contigo mismo y añade o quita porque tu criterio decide si vale o no de acuerdo a lo que quieres conseguir. 

Ten muchos amigos músicos a los que puedes consultar. El músico instrumentista pasa muchísimo tiempo con su instrumento Y la conciencia que tiene de la técnica y de cómo conseguir un buen sonido es maravillosa y no hay mejor libro que su experiencia. 

Si te acostumbras a utilizar las herramientas siempre en base a tratar de plasmar una idea irás adquiriendo más y más conciencia de las posibilidades de esas herramientas y recursos y crearás en tu interior el centro de gravedad conciente que incluirá todas las áreas que te conforman como ser humano. Ese centro de gravedad consciente será el verdadero organizador de todo lo que aprendas y todo lo que vivas

Así que lo más importante por encima de todo es tu Ser, y ese centro de gravedad consciente debe de ser llenado de experiencias positivas. Las negativas también puede ser buenos maestros...claro, depende de cómo lo aproveches...pero eso es otro capítulo.