y...¿quién contará tu historia?

Hoy me apetece escuchar esta canción despacio...sin prisas... mientras el corazón me susurra dónde se encuentra los caminos invisibles, imposibles...para conectarlos a lo visible y a lo palpable y emprender así el viaje.

Buenas noches. Por aquí ya va terminando mi día.


Ayer tuve una larga jornada de trabajo en el taller. Esta parte del trabajo no me resulta nada divertido. No...¡para nada!



Es ese momento en que escribo una idea...un planteamiento que obedece a una investigación profunda de un proyecto. La parte de la investigación es apasionante para mi!...de ahí saco la mayor parte de los motivos.


Pero escribo la idea y...te aseguro que me genera un vértigo terrible! ¿¿¡¡por dónde voy??!!! uff...se me agolpan los pensamientos de inseguridad...no me identifico...respiro...y mi mente parece exclamar: pero...¡¡¡por dónde vamos????...sigo respirando...escribo otro trocito...y otro...todo esto sin perder mi intención en el proyecto...sigo escribiendo...y pum! ya no dejo de escribir! y así me paso los días o las semanas escribiendo.


Solo es el vértigo del principio...después ya voy como un caballo percherón: despacio pero sin parar.


Y aún así sigo pensando que mi oficio es realmente casi casi increíble. Humm...esta pieza que compuse está llena de misterios...y solo un puñado de personas saben la verdad que hay detrás de ella. Solo un puñado. En esta pieza guardé un misterio y un amor con el anhelo de que soportaría todas las dificultades.


Y dime querid@ compañer@ de caminos de esta web...¿quién contará tu historia? esa que no has expresado y que a lo mejor nunca lo harás pero que, sin duda, tendrías ganas de gritarla a los cuatro vientos! ¿quién la contará? ¿Tal vez una canción?...tal vez.