Un poco de Bach. Día 7 de 15

Aunque parece que va a ser bastante tiempo...


Este preludio de Bach para Cello creo que es de lo más conocido. Y sin embargo, recuerdo que cuando me lo presentaron para estudiar me pareció la obra más "cañera" del mundo...y creo que siempre tiendo a tocarla desde esa perspectiva.


Me pasa algo extraño cuando toco piezas que monté hace muchos años. Tengo la sensación que los dedos recuerdan la "inseguridad" que sentía en mis primeros años y que ahora, Y cuando retomo la pieza, me vienen recuerdos e impresiones que ni recordaba...pero que, sin duda, estaban ahí dentro. Y al interpretarlas ahora, es como si se "desintoxicaran".


Yo creo que Bach era de otro planeta. Beber de las columnas maestras de la música es nutrirse y llenarse en todos los sentidos.


Un abrazo sincero y espero que estés sacándole luz a esta situación

David.




32 vistas1 comentario