Fantasías...seguimos creciendo.

“Y con mi vihuela en la mano miro en el cielo de los templos de los maestros de la música para aprender, crecer, volar y amar.”

Cómo llevas estos días? espero que te encuentres bien.


Yo estoy bien pero con una extraña sensación por todo lo que sucede. Son sensaciones encontradas y muchas veces luchan entre sí. Respiro un poco...pongo mi atención en mi Ser y sigo caminando permaneciendo en ese punto.


Permíteme mostrarte esta nueva área que puedo compartir contigo. La he llamado FANTASÍAS.


Con motivo de un trabajo que estaba realizando Montse sobre Juan Vázquez y de todo lo que me contaba sobre su descubrimiento e investigaciones me dio por pensar que tal vez podría dejar volar mi creatividad sobre alguna de sus obras y así ayudarle con el proyecto. Ha sido apasionante.


Pincha en la fotografía para entrar

Este apartado se encuentra en la sección de Música Temática de la web.








Aquí lo explico un poco más desarrollado:


   El compositor estudioso y apasionado de su trabajo siempre disfruta de dejarse impresionar de las maravillas de los maestros de la música de todos los tiempos. Podemos extrapolarlo a la idea de ir a visitar un monumento, un templo, o cualquier manifestación artística más visible. Pero al mismo tiempo podemos asemejar a un viaje a un país o a una cultura completamente diferente. Y a esto le añadimos el ingrediente del viaje en el tiempo; cómo la música iba abriendo sus caminos, develando sus misterios, sus formas, su geometría, a medida que seres humanos  inspirados y llenos de gracia (como estos maestros) dejaron plasmadas en partituras su genialidad.

​     Uno no deja de descubrir aspectos, cuestiones, matices, sensaciones psicológicas, emocionales, intelectuales, concientivas cuando, en el momento presente, te pones a escuchar una de sus interpretaciones, o a estudiar y desentrañar la profundidad de su construcción. Cada paso que das en el camino de ese universo es como si te nutriera y te llena de sabiduría.

​     La mente creativa no deja de maravillarse, como lo hace el estudioso de la naturaleza que ve el enorme entramado de sincronizaciones y elementos fascinantes que tiene la naturaleza. Así, las obras de los maestros y maestras de la música de hoy y de ayer, son como grandes bibliotecas y universidades de aprendizaje para el estudioso de la música. Desde la perspectiva del compositor es como tener acceso a muchísimo conocimiento aplicable a las herramientas que el compositor dispone. Además estos conocimientos no son solamente intelectuales. Son también creativas, y de conciencia….y por qué no decirlo...también espirituales.             

Al mismo tiempo, el compositor se está buscando constantemente así mismo en constante conciencia de aprendizaje. Todo lo que estudia, todo lo que descubre, todo lo que lleva a cabo y práctica va a constituyéndose como un centro de gravedad lleno de herramientas que le servirá para expresar a su Ser.


FANTASÍA DE DAVID ÁLVAREZ SOBRE UN TEMA DE JUAN VÁZQUEZ


Escúchala pinchando aquí.


  Me planteé aprender un poco y descubrir al maestro Juan Vázquez aprovechando lo que iba aprendiendo de escuchar a Montse Álvarez que estaba haciendo un estudio sobre el maestro. Pero desde la perspectiva creativa y de composición. Escogí la obra “Decidido amor a dar contento” y la llevé a mi taller de trabajo.  ​   Pasé una primera etapa de trabajo sobre el estudio de la partitura a la vez que lo escribía sobre samples de sonido en el ordenador. La segunda etapa fue la elección de recursos compositivos así como la instrumentación a utilizar. Finalmente escogí la viola de arco, laúd renacentista y el arpa renacentista.


  A medida que iba trabajando más disfrutaba de las posibilidades que iba descubriendo. Me resultaba un enorme disfrute ver cómo mi creatividad era una puerta de aprendizajes continuo. Aprender sobre los maestros de la música desde mi creatividad.  ​   He tratado en todo momento ser muy honesto también en la construcción de las ideas a la par que respetuoso procurando que las ideas musicales que aportaba fueran un vestido o una perspectiva que, aun siendo diferente, fuera adecuada al movimiento de las frases, las texturas resultantes de la polifonía, etc…Igualmente, comprobaba con Montse Álvarez los fraseos y la coherencia con la obra del maestro Juan Vázquez.  ​   En definitiva y a la postre, me he sentido pequeño, maravillado y lleno de entusiasmo y agradecimiento por poder estar dedicado a la música desde el campo de la creatividad y la composición.


Poco a poco iré creando obras bajo esta premisa de crecer y aprender con la creatividad como herramienta y como faro.