Música para Los Baños del Pozo Azul



Mañana día 16 de octubre estreno un puñado de piezas que he creado en base al nuevo trabajo de Jesus Sánchez Adalid LOS BAÑOS DEL POZO AZUL. (Harper Collins Ibérica, 2018). El lugar es la Casa Árabe de Madrid, a las 19:00 horas.

En la novela (fascinante y cautivadora como siempre) hay una serie de poemas bellísimos...y un personaje que me encanta que se llama Farid Al Nasri, joven poeta originario de Alejandría.

Jesus me comentó sobre la construcción de estos poemas y la importancia que tenía en la novela...bueno, y algún secretillo más.

Le he puesto música a todos los poemas trabajando sobre una antigua idea de crear artísticamente meditando y recreándome de forma bastante libre sobre otra creación artística.

Agradezco a Jesus, entre otras cosas, la libertad creativa que me deja sobre sus obras. Soy un afortunado.

Me acompañan en estas presentaciones Silvia Naranjo (Soprano) y Clara López (Viola) y mi persona al Laúd y la Vihuela.

Aquí os dejo un poco sobre el argumento de la novela.

"Subh Walad, la Señora, favorita del califa Alhaquén y madre del califa Hixem, fue seguramente el personaje más singular y apasionante del esplendoroso período del Califato de Córdoba. Originaria de los reinos cristianos del norte, bella, inteligente y cultivada, tuvo que vivir la realidad de palacio, sometida al régimen propio del harén, junto a las concubinas y los eunucos. Pero se rebeló contra este destino y se convirtió en alguien determinante dentro del complejo ambiente familiar de la realeza omeya que residía por entonces en Medina Azahara.

Cuando a finales del primer milenio, Abuámir Almansur se halla en lo más alto de su poder y se lanza a su enérgica campaña final para conquistar todo el Norte y destruir definitivamente los reinos cristianos, el invulnerable personaje ignora que a sus espaldas se está fraguando una conspiración que intentará torcer el rumbo de la Historia…

Subh Walad, la Señora, decide romper definitivamente con su encierro en los Alcázares y regresa a Medina Azahara, la ciudad de los califas, para liderar junto a su hermano Eneko un heterogéneo grupo formado por curiosos personajes, pero nada es lo que parece y todo se confunde en aquella metrópoli única y luminosa a la vez que delirante. Es una época de exuberancia creadora y brillantez intelectual en Alándalus, y los poetas como el joven Farid, originario de Alejandría, son protagonistas de excepción que saben aprovechar su talento para estar cerca de los poderosos."


10 vistas