LIBRETA DE IMPROVISACIONES VOCALES

    Una tarde de otoño de 2008 junté a un grupo de amigos para probar unos micros en la ermita de Fátima de San Vicente de Alcántara. Establecía un patrón rítmico/armónico y ellos iban haciendo pequeños motivos que repetían constantemente. Uno de los que participaban me recordó esa tarde de ensayo. Quedaron un puñado de ideas a los cuales guardo mucho cariño. Los quedo en esta libreta pues tienen algo mágico que puede perdurar en el tiempo.